5 ideas para un amor loco y apasionado

¡El sexo entre casados ​​es increíble!

Es un regalo tan maravilloso que podemos compartir nuestros cuerpos con nuestra pareja y aprender con el tiempo cómo complacernos mutuamente. ¡En este acto sensual, construimos confianza, conexión, intimidad, compartimos vulnerabilidad, nos divertimos, jugamos traviesos y nos volvemos creativos! ¿Por qué tantas parejas luchan por llevarlo al dormitorio? Cada semana recibimos docenas de correos electrónicos de parejas que solicitan consejos o recursos sobre cómo tener relaciones sexuales en el matrimonio.

En primer lugar, hay 2 posibles razones por las que podría tener dificultades:

1. Falta de hacer del sexo una prioridad. Es extraño pensar que se puede ignorar el sexo, pero la realidad es que las presiones laborales, las cargas financieras, los niños en los deportes y las enfermedades pueden tener un impacto. Necesitas establecer límites saludables en torno a tu tiempo y energía para hacer del sexo una prioridad, lo que significa que a veces tendrás que decir que no a algunas cosas… está bien, ¡sobrevivirás!

2. Falta de intimidad emocional. La intimidad física nace de la intimidad emocional, lo que significa que es muy difícil hacer el amor locamente apasionado si apenas os conocéis. NOCHES DE CITA, NOCHES DE CITA, NOCHES DE CITA. Haga que estas noches sean de descubrimiento mutuo, conectando con preguntas abiertas (haga clic aquí, aquí, aquí y aquí para algunos de nosotros) y manteniéndose alejado de temas como; dinero, hijos, suegros y trabajo.

Así que aquí hay 5 nuevas ideas sobre cómo conseguir ese amor loco y apasionado que sabemos que quieres:

1. Pruebe con otra habitación de la casa. El sexo puede ser divertido en el suelo, en la ducha, en la cocina, en el sofá, en las escaleras y en una encimera (muy limpia). Puede ser incómodo al principio… ¡pero adelante!

2. Pruebe una nueva posición. Si no tienes idea de qué probar, aquí hay un artículo que escribí sobre diferentes posiciones sexuales. Le sugerimos que siga probando uno a la vez hasta que encuentre algunos que funcionen para ambos.

3. Vete un fin de semana. Esto es imprescindible si puede hacer que funcione con su horario. Ni siquiera tiene que estar lejos, pero quedarse en un hotel por una noche o un fin de semana puede ser muy refrescante. No tiene que preocuparse por las tareas domésticas, las camas son siempre cómodas, cuentan con una elegante bañera de hidromasaje y las habitaciones siempre son tranquilas. Le recomendamos que apague la televisión y cualquier otro aparato electrónico durante el fin de semana. Pongan un cartel de no molestar en la puerta todo el fin de semana y disfruten de estar en los brazos del otro.

4. Hágase usted mismo. Cuando nos conocimos, no podíamos dejar de besarnos y definitivamente no podíamos quitarnos las manos de encima. Ahora, después de una década de matrimonio, a veces olvidamos que el contacto físico es una parte tan importante de nuestra relación. Bésense con frecuencia, acurrúquense mientras ven la televisión, acurrúquense en la cama por la noche, bésense cada vez que lleguen a casa y relájense con la mayor frecuencia posible. Besar promueve la intimidad y fomenta la vinculación. Cuando nos besamos, tanto hombres como mujeres producen la hormona oxitocina. A menudo se le llama la «hormona del amor» porque hace que nos unamos. ¡La verdad es que besamos a los que amamos y amamos a los que besamos!

5. Aprovecha al máximo los juegos previos. Los juegos previos tienen un propósito físico y emocional, ayudando a preparar tanto la mente como el cuerpo para el sexo. Muchas mujeres, en particular, necesitan ser besadas, abrazadas y acariciadas para crear lubricación en la vagina, lo cual es importante para tener relaciones sexuales cómodas. Los juegos previos requieren tiempo, atención a los detalles y creatividad, lo que los deja a usted y a su cónyuge más enamorados y cuidados. ¡NO SALTES AL SALTO!

 

Comparte en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *