6 consejos para controlar tu ira durante un conflicto

Estás en medio de una discusión con tu cónyuge y las emociones están muy altas. Te sientes enojado y tentado a arremeter contra tu cónyuge para que se escuche tu voz. Durante la discusión, te sientes cada vez más frustrado, pero quieres mantener tu ira bajo control. Sin embargo, esto se está volviendo más difícil por momentos.

Entonces, ¿cómo controlamos nuestra ira cuando estamos en una discusión acalorada, o incluso en una discusión, con nuestro cónyuge? Sigue leyendo para saber cómo.

1. Reduzca la velocidad.

No dejes que tu ira se escape contigo. Es fácil dejarse llevar durante una pelea, pero nunca es el camino más productivo. De hecho, dejarse llevar por la corriente de sus emociones puede escalar un conflicto y nunca los ayudará a resolverlo juntos. En lugar de dejar que los sentimientos fuertes lo controlen y gobiernen, tómese unos minutos para reducir la velocidad, respirar y procesar lo que está sintiendo. Está bien hacer una pausa en una pelea y volver a ella más tarde para que ambos puedan calmarse.

2. Cuestiona tus reacciones emocionales.

Cuando reaccionas emocionalmente, los sentimientos son increíblemente viscerales. Estás viviendo un momento que parece cierto desde todos los puntos de vista, aunque no represente toda la verdad. Cuando tienes una fuerte reacción emocional, tu trabajo es cuestionarla. Aquí es donde entra la desaceleración. Reduzca la velocidad, cuestione la reacción que siente y busque la verdad. Esto implicará escuchar el lado de la conversación de su cónyuge y hacer todo lo posible para entender de dónde vienen. Un punto de vista completo te ayudará a navegar a través de lo que sientes.

3. Piensa antes de hablar.

Pensar antes de hablar es una regla universalmente importante en una variedad de situaciones. Si está discutiendo con su cónyuge, piense en lo que quiere decirle antes de dejarlo salir de su boca. Las palabras duras y desagradables surgen más fácilmente cuando estamos enojados y luchamos por nuestro propio punto de vista. Sin embargo, así como dejamos que nuestras emociones se apoderen de nosotros, las palabras que no se han considerado cuidadosamente pueden dañar su relación y dificultar su capacidad para resolver un problema.

4. Proyecto de futuro.

Considere cómo este desacuerdo puede o no afectar su futuro. ¿Importará mañana? ¿En una semana? ¿En un mes, tres meses, un año? Aborde cuidadosamente cómo maneja este conflicto, considerando el impacto futuro que podría tener en su relación y familia. Obtener una perspectiva muy necesaria puede ayudarlos a usted y a su cónyuge a determinar cómo quieren manejar la situación antes de que se salga de control.

5. Considere los posibles efectos dominó.

El efecto dominó va de la mano con la proyección de futuro. Si habla críticamente de su cónyuge, le da un ultimátum o actúa de manera desagradable para salirse con la suya, por ejemplo, ¿qué efecto dominó podrían desencadenar esas acciones? ¿El resultado potencial es favorable o desfavorable? ¿Qué puede hacer para evitar iniciar una reacción en cadena dañina mientras resuelve el problema en cuestión?

6. Empatiza con tu cónyuge.

La empatía es el componente más importante de todas las relaciones saludables. Es fundamental para la resolución de conflictos interpersonales. Empatizar es ponerse en los zapatos de su cónyuge. Tómese el tiempo para ver su punto de vista y comprender cómo se sienten. Cuando practican la empatía el uno por el otro, enfría la ira y hace que los conflictos aparentemente insuperables sean más manejables. Con empatía, es posible encontrar soluciones a los conflictos que funcionen para ambos.

Aprende a tener mejores peleas.

¿Sabías que el conflicto en realidad puede acercarlos más? Cuando sabes cómo pelear bien, es posible fortalecer tu matrimonio, incluso a través del conflicto. nuestro libro, la buena pelea, es una guía para ayudarlo a usted y a su cónyuge a manejar los desacuerdos y salir fortalecidos del otro lado. ¿Estás listo para pelear la buena batalla? Obtenga su copia aquí.

¿Cómo maneja su ira durante los desacuerdos con su cónyuge? Comparte tus experiencias en los comentarios.

Comparte en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.