Decisiones importantes: creación de un plan para el éxito

El matrimonio es una sociedad. Parte de la belleza del matrimonio es la capacidad de trabajar en equipo para decidir qué es lo mejor para ustedes dos como pareja o como familia. Ya sea que esté buscando comprar una casa, planeando expandir su familia, o uno de ustedes está tratando de hacer un gran cambio en su carrera, es importante saber cómo navegar juntos por las grandes decisiones de la vida.

Cada decisión que se le presenta afecta su matrimonio, para bien o para mal. Cuando aprendan a trabajar juntos de una manera que se honre mutuamente y los prepare para el éxito, crecerán y florecerán como pareja.

Aquí hay cuatro formas simples de navegar las grandes decisiones en su matrimonio:

Programe tiempo ininterrumpido para hablar.
Siempre habrá algún tipo de distracción o excusa para evitar la conversación. Su teléfono se apagará en una conversación de texto grupal, sucederá algo interesante en el juego que se reproduce en el televisor de fondo, o uno de sus hijos saltará e interrumpirá su línea de pensamiento. Es importante reservar tiempo para conversaciones sobre decisiones importantes. Si tiene que poner un tiempo en su calendario para poder cumplirlo, entonces hágalo. Guarde sus teléfonos, apague el televisor y concéntrese en la decisión que tiene frente a usted. Asegurarse de que su tiempo no sea interrumpido ayudará a que la conversación sea más productiva y fructífera.

Haz tu investigación.
Pasa tiempo mirando todas las opciones. Si está tratando de decidir a qué escuela enviar a su hijo de cinco años, dedique algún tiempo a preguntar a los vecinos sobre su experiencia, evaluar las necesidades de su hijo y analizar los programas, los maestros y el éxito de las opciones escolares locales.

Divide y vencerás el trabajo con tu cónyuge Si tomar la decisión implica mucha investigación, comparte el proceso. Decida quién analizará cada pieza del rompecabezas y prepárese para informar lo que ha aprendido. Darle a cada persona la propiedad de este proceso lo ayudará a sentir que es una asociación y no un esfuerzo unilateral.

Escucha bien.
Mientras discute información e ideas, escuche y respete la opinión de su cónyuge. Es posible que no esté de acuerdo con el resultado de la decisión desde el principio. Las emociones pueden estar involucradas. Trabaje duro para ser intencional y darle a su esposo el tiempo que necesita para explicar lo que está pensando y por qué. Acércate al tema desde un lugar de comprensión y paciencia, en lugar de saltar directamente al resultado que te gustaría ver de inmediato.

Recuerde: el resultado de la decisión es lo que es mejor para ustedes como pareja, no solo lo que es mejor para ustedes solos. Están juntos en esto.

rezar
Aborda cada parte del proceso en oración. Tómese el tiempo para tomar la decisión de Dios primero y escuche su guía. Como pareja, oren juntos mientras toman su decisión. Ore por opciones. Pídele a Dios que te explique tu decisión. Ore por su cónyuge mientras trabajan juntos en el proceso de decisión. Cuando buscas el discernimiento de Dios mientras consideras todas tus opciones, siempre estarás preparado para el éxito. Su plan siempre será el mejor plan.

La toma de decisiones no tiene por qué ser abrumadora, pero requiere trabajo y cuidado intencional. A medida que aborden juntos las grandes decisiones, recuerde abordarlas como un equipo. Cuando planeen bien juntos, ganarán juntos.

Comparte en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *